17 de octubre de 2014

Raquel Delgado. Entre letras y corazón...



Desde que tengo consciencia, siempre he sentido una fuerte atracción por la literatura y el arte en general. Aunque nunca la publicara, mi padre escribía poesía, así que ésta siempre ha estado presente en mi vida.


Siendo licenciada en Filología Hispánica, como conocedores de su corta pero intensa trayectoria por el mundo de las letras y su apego a hacia cualquier manifestación de arte, nos expone algunas de sus experiencias, su visión de nuestro entorno artístico y presenta su magnífico poemario.

No hay historia sin una complicidad


Con toda la humildad, sólo he tratado de perseguir aquello en lo que creo y lo que de algún modo forma parte de mi vocación e ilusiones comunes. En 2001 inicié un estudio lingüístico sobre Spanglish que me llevó a centrar mi investigación durante más de 10 años en el pueblo chicano. Esa investigación se centraba sobre todo en su historia, cultura, literatura sociolingüística y el arte.

A partir del En 2006 y hasta el 2008 con gran ilusión, colaboré en la organización de las Jornadas Chicanas en Casa Amèrica de Catalunya. Fue precisamente en las segundas jornadas donde conocí a los artistas chicanos Guillermo Gómez-Peña y Roberto Sifuentes, miembros fundadores del colectivo La Pocha Nostra. Gracias a ellos me introduje en el Performance art. Varias experiencias maravillosas donde tuve la suerte de conocer a excelentes personas.

Pero fue en 2009 cuando presenté mi primera performance Post-Colonial Malinches: Tongues of Fire en El Mundo Zurdo: The First International Conference on Gloria Anzaldúa en la University of Texas, y gracias al artista chicano Victor Montañez en la Milwaukee Avenue Arts Festival en Chicago. Ese mismo año, movida por el poeta chicano Gregorio Gómez, que fue quien me animó, empecé por primera vez a leer en público mis poemas. Sin duda, personas que me han ayudado a crecer interiormente.

Después de esta bonita actividad y al año siguiente, empecé a participar en el Poetry Slam Barcelona. Desde ese momento, y gracias a la confianza de muchos, no he dejado de participar en festivales, tanto poéticos, como de performance. Regresé a EE.UU para presentar mi performance Entrails' Wail, que habla sobre las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez. También participé como poeta invitada en el Festival de Flor y Canto en San Francisco, y en el Festival de Flor y Canto. Yesterday • Today • Tomorrow de Los Angeles, siendo la primera española que participa en este festival chicano desde que se inició en 1973.


En la actualidad estoy trabajando en Pulsiones, un proyecto perfopoético con el ya hace 5 años que estoy implicada y que espero publicar a primeros del próximo año, gracias a Neurótika Books, editorial dirigida por el poeta José Manuel Vara. Y que formando parte de El club de la lucha emocional, un colectivo interdisciplinar, en el que música, poesía y performance se fusionan para dar forma al mundo de las emociones, y que también nos gustaría poder llevar al terreno de la terapéutica. 

Nuestro entorno artístico necesita más de todos

Me sorprende la variedad, en mi opinión, creativamente estamos en un buen momento, hay personas haciendo cosas muy interesantes, tanto en el ámbito poético como performativo. El abanico de posibilidades es muy amplio, y podemos disfrutar de recitales, espectáculos poéticos acompañados con músicos, incluso añadiendo videoarte al espectáculo, etc... También destacaría el hecho de que están naciendo muchas pequeñas editoriales que apuestan por autores poco conocidos pero con un gran talento. 

En cuanto al performance, es agradable ver que poco a poco esta disciplina artística se va haciendo más popular. El performance art se encuentra ahora mismo en un proceso de expansión y crecimiento, no obstante, si los artistas tuvieran el reconocimiento que se merecen, y me refiero básicamente al reconocimiento económico, se podría hacer mucho más y mejor. Las subidas de impuestos y los recortes en cultura nos están afectando a tod@s. 

Mientras tanto y de la mejor manera posible, trataremos de seguir con lo que nos mueve.

Son muchos momentos los que forman la felicidad

Las buenas emociones son un bien escaso, pero el poder participar en los Festivales de Floricanto, junto a poetas a los que admiraba y llevaba años leyendo, fue algo que jamás me había planteado, así que fue un regalo, y por eso siempre estaré agradecida a Em Sedano por invitarme. La publicación de El centro de la llama también fue una sorpresa muy agradable. Nunca pensé en publicar, así que cuando Rubén, editor de Excodra, se puso en contacto conmigo para proponerme la edición, me emocioné mucho; pero tengo que destacar que me quedo con la edición del poemario de mi padre, que realizado junto al editor de Paralelo sur, Jordi Gol y con prólogo del poeta josé Luis Cabeza. Estoy segura de que ese trabajo le devolvió a mi padre el brillo de los ojos del niño que fue. Ese brillo me acompaña siempre.

La amistad es extraordinaria…

Sólo puedo dar las gracias por tantas muestras de cariño. Es bonito sentir el apoyo de la gente que te importa, ellos saben lo que escribir o actuar significa para mí. Y es increíble recibir mensajes de gente a la que no conozco felicitándome por mi trabajo. Sé que (lamentablemente) resulta muy difícil poder vivir de ello, pero saber que a través de tus creaciones has llegado a tocar la sensibilidad del otro, no tiene precio. Como decía antes, lo que nos mueve es, o debería ser siempre, el amor, y yo amo a quien soy cuando creo.

¿Qué nos puedes decir de tu libro?

Es un poemario muy emocional, el título ya nos da la idea, de lo que no carece, es de pasión.

Para conocer más sobre el libro del Raquel Delgado o de ella, lo puedes hacer a través de los siguientes enlaces:


Una frase para terminar.

El amor es motor de la vida, no se le habla ni se le describe, simplemente se vive...

Muchas gracias.

Síguenos en:

                  

PUBLICACIÓN DESTACADA

MARTÍN SATÍ. La creatividad de un instinto y su expresión.

Expresar una idea, es algo que se puede hacer de muchas formas distintas, pero como sabes, lo difícil es darle vida y que esta brille...