8 de noviembre de 2016

ADRIAN LEVI. Detalles de un pensamiento y su música.



Dentro de nuestras artes, siempre admiraremos la creatividad de nuestros músicos. ¿Te imaginas cómo sería la vida sin música? Como sabes, la diversidad de estilos, siempre nos ayudará a identificarnos con uno u otro y compartir muchos de nuestros momentos con ellos. Experiencias, que en gran medida se las debemos a su esfuerzo e ilusiones, por compartir parte de esos instantes con nosotros.


El poder de la música



Mis primeros pasos como proyecto musical en solitario, los di hace tres años y tras la disolución de la banda de la que formaba parte, Crow Jane. A lo largo de los últimos años había ido componiendo canciones que no encajaban muy bien dentro de las perspectivas del grupo, quizá por su estilo o composición más introspectiva y personal. Creo que fue la eclosión de una ilusión que llevaba gestándose desde la adolescencia, un momento, en el que verdaderamente sentí todo el poder de la música en mi interior.

Breve historia y autocrítica

La palabra “arte” me produce un respeto superlativo, y aunque la música lo sea, creo que para ser artista hay que conjugar muchas variables y atesorar una experiencia, que honestamente, en estos momentos creo que no poseo. Pero sí diría, que mis actividades con la música están enraizadas con las emociones que pueden llegar a crear un sonido en mi interior, sin más pretensión, que expresar los sentimientos a través de una melodía o un acorde. Y en ese sentido, mi historia es mi música...



Definiendo un estilo

Nunca he sabido definir muy bien el latido de mi música o a qué suena. Supongo que una definición sería, los calificativos con que otras personas han coincidido en utilizar y en diferentes momentos de mi trayectoria. Esas palabras podrían ser: oscuridad ligada a la esperanza, paisajes vaporosos y melancólicos, tranquilidad y calma, música para pasar una tarde de domingo mientras llueve contra las ventanas.

Un músico en solitario

Por encima de todo y en lo que respecta a mis actividades, me quedaría con la emotividad y el compromiso. Estos fueron los pilares básicos que me juré no quebrantar cuando decidí empezar este proyecto en solitario. Si hay algo en una canción que no me llena, queda descartada automáticamente. En mi opinión, si quiero que mi música emocione, antes debe emocionarme a mí. Y compromiso, porque siempre he querido que mi música sirviese para ayudar a personas, a causas y proyectos que tratasen de mejorar este mundo en el que todos vivimos.


Melodías solidarias

Dña. Ilusión, siempre estará ligada a tus proyectos, todo lo que “recaudo” con la venta de discos, entradas de conciertos, etc., lo dono a causas sociales. Concretamente, he establecido un vínculo personal muy fuerte y estrecho con una ONG llamada Origines, que trabaja para mejorar las condiciones sociales en Senegal, concretamente en la Isla de Fadiouth. Y aunque puntualmente he colaborado con otras organizaciones, el grueso de mi actividad, va destinada a esta asociación que tanto me ha ayudado a comprender la solidaridad desde una perspectiva más profunda y realista.

Instantes para la emoción

En tu recorrido, la vida te pone pruebas y muchas de ellas, te ayudan a valorar importantes cuestiones, que de no estar atento a las señales, no descubrirías. La primera vez que vi lo que mis colaboraciones habían aportado en Fadiouth, donde muchos niños pudieron escolarizarse gracias a la solidaridad de gente comprometida; sentí que mi sueño se cumplía, que mi música había ayudado a cambiar pequeñas realidades que lo necesitaban, y eso fue inmenso…


Por otra parte, también me ha emocionado mucho conocer y compartir mi vida con grandísimos compañeros que me han demostrado un respeto y un cariño increíbles, detalles que me ha enriquecido como músico y como persona. Aquí menciono a Carlos Soler, José Rodríguez, Manolo Tarancón, Javier Sáez, Javier Pérez “Gafotas”, Antonio Madrid y Fidel Oltra… Gracias a ellos, hoy vivo la música con un sentimiento compartido enorme.

Agradecimientos

A mis amigos, compañeros y seguidores, gracias por permanecer, escucharnos con los oídos del corazón y por darnos de vez en cuando la oportunidad de colarnos en vuestro interior. Porque de no ser así, mucho de lo que hacemos perdería todo su sentido.

Muchas gracias a todos

Para conocer más sobre la música y las actividades de Adrian Levilo puedes hacer 
a través de los siguientes enlaces:  Adrian Levi Bandcamp  / Adrian Levi - YouTube

Síguenos en: 

                  

PUBLICACIÓN DESTACADA

MARTÍN SATÍ. La creatividad de un instinto y su expresión.

Expresar una idea, es algo que se puede hacer de muchas formas distintas, pero como sabes, lo difícil es darle vida y que esta brille...