TRINIDAD COLOMAR. Su danza y grandes retos de superación.

   
<<Si te gusta la danza, baila, y sino, también…>> En ocasiones puede ser por instinto, vocación o simple diversión, pero cuando se fusionan las emociones para que estas pasen a ser una solución de vida, nuestra visión sobre lo que queremos o nos gustaría, puede cambiar de forma infinita para centrarnos en lo que realmente necesitamos. Para muchos profesionales, los que la podemos conocer y más allá del espectáculo, la Danza es mucho más que un arte…


La Danza como esencia de vida

Mi pasión por la danza surge después de una fuerte experiencia unida a una grave enfermedad por la que pasé a los 16 años. Siempre he dicho que esta experiencia fue un despertar, un antes y un después, y ahí es cuando decidí que en esta vida lo que quería era bailar. Conocerme a través de la danza y conocer la vida a través de este arte. Nadie daba crédito a que pudiera dedicarme a la danza, aún así estaba convencida, sabía que era mi camino, y en contra de todo pronóstico empecé a hacerlo.

Tratándose de un gran reto personal y por mi insaciable capacidad investigadora, estudiaba a fondo los movimientos, quería desenmarañar, saber cómo y de dónde nacía el movimiento, entrar en todo detalle, experimentar la esencia misma de esa danza invisible. De alguna forma y debido a mí largo proceso para recuperar la salud, junto con una operación a corazón abierto, por la que perdí cierta movilidad y capacidad pulmonar, unido a esta insaciable necesidad de conocer y una gran fuerza interior, comencé de forma innata a investigar cómo respirar dentro del movimiento, qué me funcionaba y qué no, qué era orgánico y qué no, qué me insuflaba más energía y qué no.

La experiencia en todo el proceso de desarrollo me ha llevado a adentrarme y formarme en diferentes estilos de danza, Contemporáneo, Flamenco y Oriental. Además del estudio y la práctica por necesidad imperiosa de diversas terapias corporales, como las artes marciales y meditación. De una gran necesidad, una gran curiosidad y una gran capacidad de lucha, surge mi danza, mi medicina, mi conexión directa con la fuente, con mi verdad y con la vida...


Sé que he venido a esta vida para bailar y ayudar a otros a encontrar su propia fuerza, a reconocerse, a confiar en su gran potencial a través del cuerpo y la danza. Cuando bailo sé quién soy y soy una con la vida.


Coreografías y movimiento

Dentro de mis actividades y con toda sinceridad, evito encasillarme en ningún estilo para sentirme con la libertad de cambiar de camino cuantas veces sea necesario. Las danzas que he desarrollado y creado, parten de tres raíces comentadas anteriormente, el Contemporáneo, Flamenco y Oriental. Los estilos propios y métodos son dos, por un lado, el Flamenco Orgánico que se divide en Flamenco Árabe y Flamenco Contemporáneo Descalzo. Y por otro lado, desde la Danza Contemporánea, unas creaciones a las que llamo “cuerpo conectado, improvisación y danza orgánica”. En cuanto a los puntos fuertes sobre las coreografías y estilos, estos se definen porque todas mis danzas parten de una gran raíz en el cuerpo y el movimiento está en íntima conexión con la respiración.

Como investigadora que soy, me gusta estar en constante evolución y aportar este crecimiento a mi danza y alumnos. Tengo la necesidad de abrir fronteras, explorar nuevos espacios, entrar más y más. Es por ello que evito encasillarme. Mi danza y mis clases no son las mismas que hacen veinte, diez o cinco años, ni siquiera hace un año, como consecuencia de estar inmersa en un constante proceso de búsqueda y evolución, el cambio es inevitable y una es todos esos cambios.

Arte en los escenarios

En mi opinión, cada una de mis actuaciones son únicas, principalmente, porque la danza que desarrolló parte de la improvisación y una enorme estructura de base. La improvisación toma las riendas en el escenario y siempre es un gran misterio lo que va a suceder. Cada escenario me ha aportado algo único y bellísimo que guardo en mi recuerdo, me costaría elegir alguno, pero si tengo que hacerlo, me quedo con el Teatre Principal de Vilanova i la Geltrú. Mi pueblo adoptivo y mi primera actuación en el año 1994. Escenario al que volveré la próxima temporada 2020 con una nueva producción en la que estoy trabajando.

Opinión sobre un entorno

Creo que a nuestra danza le falta más apoyo, que se la valore y reconozca cómo se merece a nivel institucional, educacional, social y cultural. Que se invierta más dinero en sus actividades, más subvenciones, ayudas económicas para poder trabajar, para poder crear. También llevo observando un cierto elitismo en algunos de sus sectores que se alejan del público, de las personas que no están vinculadas directamente a la danza, que sólo comparten entre ellos y de alguna forma cortan ese cordón umbilical al mundo. La danza es para el público en general, tiene que ser popular, de calidad y para todos. Porque si no sabemos llegar a las personas, algo se pierde. 


Evolución de un concepto

Pienso que la creatividad es fundamental para la realización personal, en estos momentos tenemos la Associacio Dansame (Dansa, Salut i Meditació), que este 2019 cumple diez años y con la que seguimos creciendo y ofreciendo nuestra particular visión de la danza. Una asociación en la que realizamos una gran variedad de actividades, cómo clases regulares a las que invitamos a profesores de gran prestigio y grandes profesionales para hacer llegar la danza de calidad a todos. Concepto en el que no es necesario ser bailarín, ni tener un alto nivel de danza para disponer una experiencia directa aprendiendo de los mejores.

A título artístico personal, estoy inmersa en una nueva producción, un solo de danza en el que actualmente estoy trabajando y que presentaré la próxima temporada 2020 en el Teatre Principal de Vilanova i la Geltrú. Vuelvo con mucha emoción a uno de los escenarios que mejores recuerdos tengo.

Así que estoy en esta nueva aventura. Al ser en solitario conlleva una gran responsabilidad y un arduo trabajo de introspección, siempre busco ser honesta conmigo misma para mostrarme en esencia ante el público. Espero haceros vibrar.

Una frase para recordar a una gran bailarina

Una frase que el otro día escribió una amiga que también ha sido alumna y decía:

Su danza y sus clases son fantásticas! Es danza orgánica, como Gaudí, pero en baile.

Agradezco esta frase que me dedicó. Añadiré que mi danza tiene raíces y alas, alas que enraízan y raíces que vuelan.

Muchas gracias.

Para conocer más sobre la Associacio Dansame y las actividades de Trinidad Colomar, lo puedes hacer a través de su Sitio Web y el siguiente enlace: https://trinidadcolomar.blogspot.com/

Síguenos en:

     

PUBLICACIONES MÁS POPULARES.

LALI CASILLAS. Su Arte y Pintura.

PEPE LOZANO. El Arte y expresión azul de un magnífico Pintor.

José Luis García FINCIAS. Arte y expresiones de su pintura.